Información E-gold

E-gold


E-gold es uno de los sistemas de pago electrónico más usados por las empresas y por los usuarios. A diferencia de otras, trabajo con oro puro y no con dólares ni ninguna otra moneda de manera que dependiendo del valor del oro, nuestra cuenta puede ir bajando o subiendo.

E-gold es completamente segura, está alojada en un servidor seguro (https) y para registrarte solo tienes que dar tu nombre, dirección y teléfono, no te piden ninguna tarjeta de crédito ni cuenta bancaria. Incluso puedes restringir el acceso a la cuenta a una determinada IP o un número de teléfono desde el que te conectas a Internet.

Además ganas dinero por tus referidos, cada vez que cobran o pagan con e-gold. Cada operación que realizas requiere una comisión del 1%, de esa cantidad tu ganas el 10%, a él no le quitan nada. El dinero lo puedes transferir a tu cuenta del banco o utilizarlo en miles de sitios en Internet que aceptan este tipo de pagos. E-gold cuenta con dos bazas importantes a su favor, con respecto a Paypal: está disponible en todo el mundo y además te paga por su propio sistema de referidos.

Y comparte sus ventajas:

te ahorras comisiones (en el caso de E-gold, te cobran unos centavos por cada ingreso que te hagan, pero... ¡¡de ahí es dónde sale el dinero para mantener el sistema de referidos!!); cobras antes en todas las empresas de pago rápido o sin mínimo de cobro, la modalidad que se intuye como la de más futuro, por la confianza que da a los usuarios el hecho de empezar a cobrar rápidamente. Así no hay dudas sobre la fiabilidad de la empresa.

E-gold es una especie de moneda virtual a lo netels, para entendernos, pero respaldada por oro real, oro que puedes exigir en cualquier momento a cambio de tu cuenta. Sin embargo, ya hay, también, sitios en la red que, cobrándote una comisión, te lo cambian por dinero constante y sonante en cualquier parte del globo y te lo giran o te lo ingresan en tu banco. En la propia Web de E-gold hay un directorio al respecto.

La primera ventaja de E-gold es que aquí no das ningún dato bancario ni de tarjetas ni nada de ese estilo. Simplemente, te apuntas con una dirección de correo y un nombre de usuario, gratis, claro, y ya puedes empezar a cobrar de las empresas que pagan por este medio, que también son cada vez más. Sí, porque este sistema le gana al anterior justo en el terreno de la confianza de la gente, que puede mantenerse, incluso, si quiere, en el más completo anonimato.

Pero ten cuidado si piensas no dar datos reales: si olvidas tu contraseña, hay alguna incidencia en tu cuenta, o algo así, y necesitas reactivarla, sólo podrás hacerlo si diste tu teléfono y tu dirección correctos, pues no te facilitarán los datos de tu cuenta por ninguna otra vía.

En cualquier caso, recuerda que, en adelante, cada vez que cobres dinero o compres algo con E-gold podrás preservar tu anonimato, pues no darás dato tuyo alguno, sólo tu número de cuenta E-gold.

Su segunda gran ventaja es que puede usar esta moneda virtual cualquiera de cualquier país del mundo. El uso que se puede hacer con ese dinero virtual, es, aparte de ingresarlo en tu banco, comprar de todo en la red, o comprarte con él campañas publicitarias para hacer referidos a lo grande en todas tus empresas (recomendamos hacer esto con las nuevas que es lo que da mejor resultado, claro).

Su tercera gran ventaja es que también tiene su sistema de referidos con un nivel y, lo mejor, cobras por tus referidos tanto cuando ellos cobran como cuando pagan con E-gold. Ya para toda la vida, cobras una comisión cada vez que cada referido tuyo haga una operación con él.

E-gold hay que pensárselo bien poco, porque te abre las puertas de algunas ultimísimas empresas que no pagan por otro medio.

Si Paypal cuenta ya con cerca de 25 millones de usuarios en los aproximadamente 50 países en los que ya está implantado, E-gold está disponible desde el principio en todo el mundo, y su base de miembros crece a un ritmo mucho mayor.